Cuando hablamos de crecimiento personal, hablamos de esas capacidades de las que disponemos y que no utilizamos en la mayoría de ocasiones. Conocer y comprender siempre es avanzar, por lo que en este post trataremos las diferentes zonas en las que nos movemos o que no utilizamos pero están ahí a nuestro servicio.

ZONA DE CONFORT

Esta zona como su nombre indica es la de la comodidad, donde preferimos movernos por caminos conocidos, a través de conductas adquiridas de nuestros patrones familiares y sociales, son aquellas que se mueven en círculo sin principio y fin. En esta zona todo es tranquilo porque nos guste o no, lo tenemos bajo control. Es todo aquello que se repite en el tiempo, situaciones, comportamientos, relaciones, emociones...todo es algo que ya hemos experimentado y desde esos patrones adquiridos nos han enseñado que es "normal".

No importa lo que ocurra en esa zona porque por lo aprendido desde nuestro entorno, es lo que tiene que ocurrir, a todos les pasa, por lo tanto así tiene que ser. Es la zona donde se convive con la monotonía, la rutina...es el escondite lleno de excusas perfectas para no deshacernos de la venda donde el sufrimiento y la tormenta mental no pueden atraparnos.

Así que ahí, en la zonade confort, te sientes a salvo.

ZONA DE APRENDIZAJE

Esta zona es la de la oportunidad, la de las ilusiones, los sueños, donde el camino de tu vida es como te gustaría que fuera. Aprendes, sueltas, adquieres una gran cantidad de conocimientos y tu vida se torna más llena.

A esta zona vamos y venimos, cuando algo desconocido no sabemos gestionarlo salimos corriendo de nuevo a la zona de confort pero ya hemos avanzado algo y hemos conocido algo nuevo que nos ayudará a tener una nueva persectiva.

En esta zona nos movemos entre lo que nos han enseñado y lo que estamos aprendiendo, de esta forma vamos comprendiendo que el camino no es recto sino que hay subidas y bajadas, también curvas y desvíos donde la oportunidad de elección sale a cada paso.

Pero hay que estar alerta, estar siempre aprendiendo y no poner en práctica se puede convertir en nuestra nueva zona de confort.

ZONA DE PÁNICO

Esta es la zona de lo desconocido, donde nos guiamos por nuestro propio instinto y nuestra propia forma de ver la vida...nuestro destino. Aquí nos acompaña el miedo, las dudas, la incertidumbre ya que llegó el momento de experimentar lo aprendido y eso puedo salir bien o no. Pero esta zona es la de la libertad de ser quienes somos, donde permitimos a nuestro interior salir a flote y ponernos en movimiento. Nuevas conductas, nuevos caminos, nuevas personas aparecen y se van para enriquecernos y ayudarnos a ir más allá de lo que nos han enseñado. Puede que a veces nos sintamos inquietos incluso asustados pero ahí estamos viviendo cada momento de una forma auténtica y apasionante.